Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Aceptar
personCrear cuenta
Reserva telefónica
+34 972 600 035

Ruta en coche por los pueblos medievales de Catalunya

La ruta que os propongo os permitirá descubrir los pueblos medievales con más encanto de Catalunya. Está pensada para hacer en 5 días de coche, pero podéis acortarla o alargarla según vuestras preferencias y necesidades. Está dividida en cinco etapas que van desde Montblanc (en Tarragona), hasta Tossa de Mar (en la Costa Brava), y atraviesa buena parte de la Catalunya central. 

Aunque podéis hacer la ruta en el orden que más os convenga, mi recomendación es empecéis por Montblanc y viajéis hacia el mar, para terminar en la Costa Brava. En los alrededores de Montblanc hay mucho para ver y hacer e incluso podríais optar por hacer una noche extra allí antes de empezar el viaje en coche.

Aprox. 585km: Montblanc - Guimerà - Conesa - Solsona - Cardona - Mura - Talamanca - Vic - Santa Pau - Besalú - Peralada - Castelló d’Empúries - Pals - Palau-Sator - Monells - Peratallada - Begur - Tossa de Mar.

En cada etapa descubriréis algunos de los pueblos medievales más bonitos de Catalunya. Además de las visitas destacadas en cada etapa, tendréis la opción de realizar visitas adicionales (opcionales) que os permitirán profundizar y alargar una o varias etapas. Las encontraréis marcadas como “Además” al finalizar cada etapa.

Montblanc y Poblet

Empezamos la ruta en uno de los pueblos más míticos de la Catalunya Medieval: Montblanc. Cuenta con el recinto amurallado mejor conservado de Catalunya y un paseo por sus calles os hará viajar a la Edad Media. Torres señoriales, puertas inexpugnables, murallas afiladas y un puente románico hacen de Montblanc un pueblo épico de ambiente 100% medieval. La Oficina de Turismo realiza visitas guiadas y teatralizadas para descubrir la historia medieval de Montblanc. Si vuestro calendario os lo permite, no os perdáis la Semana Medieval de Montblanc (coincidiendo con Sant Jordi, a finales de abril), que fue el primer mercado medieval de Catalunya. Tiene lugar una escuela de caballería, exhibiciones de oficios medievales y una fabulosa representación de la leyenda de Sant Jordi, entre otras actividades. Para comer, podéis pedir mesa en Cal Colom, una de las fondas de toda la vida.

Completad la ruta con una visita al Monasterio de Poblet, el monasterio medieval más grande de Europa y uno de los iconos de la Orden Cistenciense. El acceso al Monasterio de Poblet se realiza solo con visitas guiadas; las hay prácticamente cada día del año. Ver horarios y precios.

Además: Si os ha gustado Poblet, os encantará saber que hay otros dos Monasterios Cistencienses muy cerca: Monasterio de les Santes Creus y Vallbona de les Monges. Pero si preferís descubrir un pueblo medieval bonito y singular, acercaos a Prades. Además de visitar un pueblo medieval precioso, estaréis en una de las zonas con mejor fama para la producción de aceite de oliva y vino - ¡Aprovechadlo!

Guimerà, Conesa, Solsona y Cardona (148km. 2h30min)

La segunda etapa comienza con la visita a dos pueblos medievales pequeños y cercanos a Montblanc, en los que podéis parar y dar un pequeño paseo: Conesa y Guimerà. Subid las calles en zig-zag de Guimerà hasta lo alto de la cima y allí encontraréis la fortaleza desde la que hay unas vistas preciosas. Por su parte, en Conesa la vida pasa sin prisas entre sus calles de entramado medieval de calles, torres y portaladas.

Tras cruzar las tierras de Lleida, llegamos a Solsona, una ciudad medieval amurallada preciosa en pleno Pre-Pirineo. Os encantará pasear por sus calles ordenadas, limpias y llenas de vida. En el mismo núcleo medieval de Solsona se encuentra el Hotel con encanto La Freixera, un buen lugar en el que descansar si queréis finalizar la etapa en Solsona. Sus habitaciones son modernas y muy cómodas y algunas de ellas cuentan con una preciosa galería antigua, con vistas sobre la calle que lleva a la catedral y al núcleo histórico de la ciudad.

Pequeño gran hotel con encanto, moderno y confortable, situado en el núcleo medieval de la ciudad hospitalaria y tranquila de Solsona, la puerta a los Pirineos de Lleida. Su encanto es la calma que transmiten las paredes de piedra, los forjados de madera, la chimenea, la habitación al jardín... Dispone de diez habitaciones exteriores, amplias, luminosas y equipadas con todas las comodidades. Los desayunos, sólo con productos artesanales de la comarca. El Hotel La Freixera es un hotel que respeta el medio ambiente introduciendo Cabezales de duchas ECO en algunas habitaciones y qué apuesta por la modernidad, instalando la apertura de puertas a través de la aplicación móvil Sistema Openow.

desde 99€

Si decidís continuar la ruta, llegaréis a Cardona y a la “fortaleza inexpugnable”: un precioso castillo del siglo IX, construido en lo alto de una colina y que es posiblemente la fortaleza medieval más importante de Cataluña. Podéis llegar al castillo a pie (15 min subida) o en coche hasta el parking gratuito de la fortaleza. Aunque podéis visitar el castillo por libre, es muy recomendable hacerlo con la visita guiada, que os permitirá acceder a varias salas cerradas al apúblico general. Podéis cenar y dormir en el Hotel Garriga de Castelladral, muy cerca de Cardona. Este precioso hotel fue hasta el siglo XVIII una masía dedicada a la producción de aceite y vino. Hoy día es un hotel cuco, reformado con muy buen gusto, que cuenta con un Spa y un restaurante delicioso ubicado en el antiguo pajar de la masía. El restaurante está abierto a todo el público y es necesario reservar.

Gozar de un paseo en medio del bosque, conocer cómo se producía el vino antiguamente, disfrutar de una sesión de SPA privada, desayunar unos tomates ecológicos recién cogidos del huerto, realizar una clase de yoga rodeados de naturaleza, sentirse como en casa mimados por la familia Roca Barbé.

La Garriga de Castelladral fue una masía dedicada a la producción del vino y del aceite a finales del s XVIII. Hoy es un precioso hotel con encanto a una hora de Barcelona, un espacio para vivir la naturaleza, la alimentación, las personas, la tierra, la familia... un lugar tranquilo donde experimentar la vida en el campo y encontrar la calma en el momento presente…

La casa dispone de 14 habitaciones únicas y diferentes, con impresionantes vistas a la naturaleza. En ellas se han utilizado materiales y fibras naturales, así como el trabajo de artesanos y artistas locales.

desde 165€

Además: Si queréis alargar la ruta un día extra, os propongo desviaros un poco más hacia el norte y visitar tres pueblos medievales del Pirineo catalán: Gòsol, Castellar de n'Hug y Ripoll. Desde Solsona y Cardona llegaréis fácilmente a Castellar de n’Hug, pasando por Berga. Si elegís esta ruta alternativa, podéis alojaros en el Hotel Cal Majoral, en dirección a Berga. Una vez en Ripoll, no os perdáis su imponente Monasterio. Una vez en Ripoll podéis bajar hasta Vic o ir directamente hacia Besalú. Es un hotel rural con encanto y pocas habitaciones. Cuenta con un restaurante gastronómico de cocina de autor y una carta de vinos con más de 60 referencias nacionales.

El hotel Cal Majoral es una típica masía catalana situada en un entorno natural privilegiado, en el municipio de Espunyola. Con 9 habitaciones, entre las que destaca la Suite del Ático, un dormitorio de unos 70 m2 situada en la buhardilla de la casa. Este magnífico establecimiento ofrece estancias confortables ya sea en pareja o en familia, algunas habitaciones se pueden convertir en triples y cuádruples.

El hotel también dispone de una sala con chimenea y servicio gratuito de agua y infusiones, y de un restaurante gastronómico de cocina de autor y una carta de vinos con más de 60 referencias nacionales.

desde 75€

Pasado Ripoll, en Sant Joan de les Abadesses, encontraréis otro precioso hotel en el que hacer noche. Se trata del hotel rural Les Planes del Grau, una masía totalmente rehabilitada del S. XIV y ubicada en un entorno precioso, que fue propiedad del Monasterio de Sant Joan de les Abadesses.

El hotel Les Planes del Grau es una masía totalmente rehabilitada del S. XIV, que antiguamente era propiedad del monasterio de Sant Joan de les Abadesses.
Dispone de 10 habitaciones, todas con un pequeño salón y baño completo, comedor, bar y sala de estar, un amplio jardín, y una explotación ganadera bovina anexa. 
Situado en la en la llanura agrícola del Ter, entre San Juan de las Abadesas y Camprodon, Les Planes el Grado permanece en un entorno de campos de cultivo y tierras ganaderas, amparadas por los bosques de pinos y los prados naturales de la Sierra de la Guaitada y en la falda de la Sierra Caballería. Ofrece un espacio ideal para descansar, pasear y hacer excursiones a caballo o en bicicleta en un lugar único dentro de la red Natura 2000.

desde 115€

Mura - Talamanca, Vic y Santa Pau (172km. Aprox 3h30min)

Entre Cardona y Vic hay tres paradas medievales que conviene destacar: los pueblos de Mura y Talamanca y el Monasterio de Sant Benet. Éste último será el que primero encontréis desde la carretera. Sant Benet de Bages es uno de los conjuntos monásticos de la Edad Media mejor conservados de Cataluña. Si os adentráis en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, encontraréis los dos pueblos medievales que se añaden a esta etapa: por un lado, Mura, construido sobre una colina; y, por otro, Talamanca, que cuenta con los restos de un castillo circular encantador. A ambos pueblos se acceden por la carretera que atraviesa el parque tras, eso sí, muchas curvas; pero precisamente por eso son menos frecuentados y menos masificados que otros pueblos. Tened en cuenta que pese a que Mura y Talamanca están uno junto al otro, necesitaréis casi una hora para cruzar el parque y que éste es a su vez un entorno espectacular en el podéis hacer alguna excursión si disponéis de tiempo suficiente.

Por la tarde puede ser una buena idea pasear por el centro de Vic, una histórica localidad medieval catalana que merece la pena visitar. No os perdáis su inmesa plaza porticada y, si tenéis oportunidad, visitad la ciudad durante el Puente de la Constitución en diciembre, cuando tiene lugar el Mercado Medieval de Vic, con música y bailes tradicionales de la Edad Media, exhibiciones de oficios y talleres de disfraces y maquillaje. A sólo seis kilómetros de Vic está el hotel gastronómico Mas Albareda, de Nandu Jubany; no dudéis en hacer una parada para comer o cenar y disfrutar de extraordinarias sensaciones gastronómicas en plena naturaleza.

La última parada de esta etapa se encuentra ya en la comarca de La Garrotxa. Santa Pau es uno de los pueblos medievales más bonitos de Catalunya. Gran parte de su encanto reside en sus calles empedradas y el entorno idílico del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. En el núcleo medieval de Santa Pau se encuentra el hotel Cal Sastre, un buen lugar donde hacer noche, comer bien y reponer fuerzas para la siguiente etapa.

Situado delante del Castillo Medieval de Santa Pau, este establecimiento es ideal para descubrir el centro histórico de la ciudad y disfrutar de bellos paisajes.

Las habitaciones de Cal Sastre, decoradas con estilo tradicional y muebles de época. son el resultado de una rehabilitación elaborada y técnica de 2 casas del S.XV, en la que se ha mantenido una perfecta armonía entre la arquitectura y el entorno excepcional del casco antiguo de Santa Pau. Todas las habitaciones son exteriores con vistas al Volcán Santa Margarita, Volcán Puig de Mar, montañas Sant Julià ó al Castillo Medieval de Santa Pau del S.XIII.

En la comarca de la Garrotxa se puede practicar diversas actividades al aire libre y recorrer caminos y senderos descubriendo los volcanes y el parque natural.

desde 69€

Además: pese a que actualmente Osona y La Garrotxa están cómodamente conectados por los Túneles de Bracons (media hora entre Vic y Olot por la C-37), quienes tomen la ruta antigua disfrutarán de la belleza y encanto del pueblo de Rupit i Pruit, en la Sierra del Collsacabra. Situado en lo alto de un cerro, Rupit i Pruit es el súmmum del buen gusto con sus balcones adornados con flores y calles de pizarra. Allí encontraréis el Hotel Estrella, una fonda familiar transformada en un hotel rústico con encanto y con un exquisito restaurante abierto al público.

Besalú, Castelló d’Empúries y Peralada (78km. Aprox 1h17min) 

La primera parada de esta nueva etapa es Besalú, una de las mecas medievales de Catalunya. Como si se tratara de un pueblo sacado de un cuento de caballeros o de un capítulo de Juego de Tronos, un paseo por las calles de Besalú y por su puente son prácticamente obligados en esta ruta medieval por Catalunya. Una recomendación: pese a que hay varios aparcamientos disponibles, lo mejor es dejar el coche en el aparcamiento que está junto al puente de piedra. ¡Las vistas del núcleo medieval de Besalú desde el puente son espectaculares!

Siguiendo la carretera hacia la costa, una vez lleguéis a Figueres, y tomando la carretera de Roses, llegaréis a Castelló d’Empúries: vila medieval histórica de la Costa Brava. No os perdáis la Basílica de Santa Maria y el EcoMuseo Farinera. Si vuestra visita a Castelló coincide en la segunda semana de septiembre, estáis de suerte: es cuando tiene lugar el Festival Terra de Trobadors, en el que disfrutaréis de música de trovadores, combates de caballeros, un popular mercado medieval y actuaciones musicales y teatrales, entre otras actividades.

Junto a Castelló d’Empúries, a solo 10km, encontraréis el pueblo medieval de Peralada, con su impresionante castillo, que es la sede del Festival Castell de Peralada, uno de los más famosos de la Costa Brava. Peralada desprende encanto por todas sus callejuelas empedradas y arcos que forman el casco antiguo medieval. Precisamente en Peralada se encuentra el Hotel rural con encanto Can Carbó de les Olives, una masía reformada manteniendo sus características originales y rodeadas de viñedos. Un buen lugar dónde descansar y reponer fuerzas para el siguiente día.

Además: Antes de que Castelló d’Empúries fuera la capital medieval del Condado del Empordà, lo fue Sant Martí d’Empúries. Merece mucho la pena pasear por esta diminuta localidad medieval situada frente al mar, muy cerca de las Ruinas de Empúries. ¡Encanto asegurado!

Pals, Monells-Cruïlles, Peratallada y Tossa (150km. Aprox 2h30min)

En esta etapa seguimos de viaja por la Costa Brava, a través de sus pueblos medievales. En el corazón de la Costa Brava encontraréis varios pueblos medievales preciosos y bien cuidados, llenos de rincones con encanto. El primero y principal: Pals. Construido sobre una pequeña cima, tiene todos los ingredientes de pueblo medieval con encanto: murallas, castillo, situación elevada, casas muy juntas, calles empedradas, torres de vigilancia... ¡Quizás por eso sea uno de los destinos más habituales de la Costa Brava! En Pals, mi recomendación para comer bien es el hotel gastronómico Es Portal, que forma parte del  colectivo gastronómico ampurdanés Cuina de l’Empordanet, encargado de promocionar la calidad gastronómica del territorio del Empordà.

Masía del s. XVI totalmente rehabilitada pero conservando los elementos constructivos del gótico renacentista. Es Portal es un hotel de 8 habitaciones dobles y una suite con vistas al magnífico jardín de la propiedad. El Restaurante Portal del Mar, está ubicado en la planta baja de la masía y ofrece una cocina ampurdanesa renovada y especializada en el arroz de Pals y los productos de la zona. El hotel está situado a poca distancia de la villa medieval de Pals y de las playas de la Costa Brava.

desde 95€

En los alrededores de Pals descubriréis también Palau-Sator, Monells y Peratallada, tres pueblos medievales muy pequeños preciosos que os enamorarán. Cada uno de ellos es singular y tiene su propio encanto, por lo que si podéis, haced parada por los tres. Se visitan muy rápidamente, en un paseo corto; una muy buena opción puede ser comer en esta zona y alargar vuestro paseo medieval por el Empordà.

La última parada de esta ruta medieval de pueblos de Catalunya pasa por Tossa de Mar, al sur de la Costa Brava. No tiene nada que envidiar al resto de localidades medievales, ya que goza de un entramado medieval con murallas y castillo que la convierten en uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava. ¿Desde cuántas playas se tienen unas vistas tan espectaculares a un castillo?

 

Aquí se acaba esta ruta medieval por Catalunya. Para la última noche, os propongo el Hotel Boutique Casa Granados, situado en el mismo núcleo medieval de Tossa. Un hotel de lujo, chic y elegante, que fue propiedad de la familia del músico catalán Enrique Granados, en el que descansaréis como reyes y comeréis divinamente.

Casa Granados Boutique Hotel se encuentra perfectamente ubicado en una mansión con 200 años de antigüedad en el pueblo de Tossa de Mar. Envuelto por el mar Mediterráneo y los bosques de pino y roble, el hotel le ofrecerá una cálida bienvenida.

Se trata de un espacio único y exclusivo, compuesto por siete habitaciones, con una piscina exterior y unos románticos jardines diseño de Adam Martí. Dentro de éstos, se encuentra la zona de relajación con una sauna y una sala de masajes.

 

desde 150€

Además: Si os ha gustado la zona de Pals con sus pequeños pueblos con encanto, añadid Begur a la lista. Además de pasear por su casco antiguo, es más que recomendable subir a lo alto de la cima, donde descubriréis su castillo ¡con una de las mejores vistas de la Costa Brava! Begur es un pueblo con mucha animación y es una buena base para explorar las playas de la Costa Brava. Si elegís alargar vuestra estancia y hacer noche en Begur, echad un vistazo Cluc Hotel, una antigua casa indiana del siglo XIX reformada con mimo y detalle, o bien en el Hotel & Spa Classic Begur, que cuenta con piscina climatitada, jacuzzi, hammam, mármoles calientes y masajes. ¡Acertaréis seguro!

Cluc Hotel Begur es un hotelito con encanto situado en el casco antigua del centro de Begur, en el corazón del Empordà, uno de los lugares más maravillosos de la Costa Brava. Nuestro hotel es una antigua casa Indiana documentada a finales del 1800 y antiguamente conocida con el nombre de Can Pallí. En 2012 hemos rehabilitados el edicidio respetando los materiales y la arquitectura de la casa original y la hemos bautizado con el nombre de CLUC Hotel Begur. También hemos habilitado espacios como salas de estar, terrazas y biblioteca. Disponemos de 12 habitaciones acogedoras y únicas para gozar de una estancia relajada y sumergirse en la magia del Mediterráneo. Las habitaciones están decoradas cuidando al màximo todos y cada uno de los pequeños detalles que hacen que una estancia sea agradable. Para crear un ambiente íntimo y acogedor, las 12 habitaciones de CLUC Hotel Begur son exteriores, están dotadas de baño completo, secador de pelo, sistema de calefacción con regulación propia, balcón o terraza. Preparamos unos desayunos deliciosos al aire libre, siempre que el tiempo lo permita, elaborados con productos de la tierra, ecològicos y selecionados con cariño. Queremos que nuestros clientes se sientan cómodos de forma natural. Por eso, apostamos por un trato personalizado, un ambiente distendido y unos servicios de calidad.

desde 115€

Situado en el centro peatonal de esta bella población de la Costa Brava. Este hotel familiar tiene 12 habitaciones.
6 habitaciones situadas en la primera planta de una casa indiana, construida en 1857 y restaurada en 2010 conservando sus frescos, techos abovedados y paredes de piedra. Y nuevas habitaciones situadas en la segunda planta, construidas en 2013, de estilo moderno. El hotel dispone de ascensor. Todas las habitaciones del HOTEL-SPA CLASSIC BEGUR son elegantes y tienen carta de almohadas, TV de pantalla plana, minibar, set de té y café y baños privados con artículos de aseo y secador de pelo.

En la planta baja está el RESTAURANTE CLASSIC, su especialidad es la paella y el arroz, tienen menú diario y menú de tapas. A unos 15 metros, en la plaza de BEGUR, está la CAFETERÍA-BAR ES CASTELL, donde podrá disfrutar de deliciosos bocadillos, ensaladas y platos combinados.

A partir de Febrero 2014, el Hotel ofrecerá los servicios de una zona SPA, con piscina climatizada, jacuzzi, hammam, mármoles calientes y masajes.

desde 95€

 

Créditos de las Fotos, por orden de aparición, licencia Creative Commons, via flickr:

Montse Poch, CalafellValo, CalafellValo, Miquel Colomer Planagumà, Anselm Pallàs, Albert Torelló. Thierry Llansades, Sergi Martinez, Marie Therese Hebert, Tomasso Sannicchio.

 

¿Quieres ser socio?

¿Eres blogger?

X
únete a Petits Grans Hotels de Catalunya
X
Iniciar sesión
Si no tienes una cuenta, puedes crear una haciendo clic aquí.
X
Recuperar contraseña
Hemos recibido su solicitud. Si la cuenta proporcionada existe enseguida le reenviaremos un correo electrónico con su nueva contraseña.